En Este Artículo:

Los problemas con las fugas en el techo deben tratarse muy rápidamente, ya que pueden tener graves consecuencias. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar el origen de la fuga. ¿Cómo encontrar la fuga y repararla?

¿Cómo detectar una fuga en el techo?

Como regla general, las fugas del techo están ubicadas al nivel del ático. Una fuga en el techo se puede manifestar de diferentes maneras:

  • Puedes detectar rastros de infiltración. Pueden estar en forma de marcas mojadas en el suelo o cerca de las ventanas del techo. Las filtraciones de gotitas también se pueden ver a lo largo de las paredes en algunos casos.
  • Se puede producir más flujo de agua, siempre a nivel del ático.
  • Un fuerte olor a humedad también puede ocurrir.

Estas diferentes señales deberían alertarte. Intenta detectar la fuga yendo a tu ático. Si no puede encontrar la fuga a simple vista, llame a un profesional. En cualquier caso, es la mejor manera de establecer un diagnóstico y proponer soluciones adecuadas.

¿Cómo reparar una fuga en el techo?

La fuga en el techo puede tener diversos orígenes. Las infiltraciones pueden provenir simplemente de una baldosa desplazada. En este caso, el profesional subirá a su techo para reemplazar la loseta correctamente. La infiltración alrededor de las ventanas del techo también puede estar relacionada con un problema de sellado que también puede rectificarse.

En caso de una gran fuga de agua, el profesional coloca una lona para limitar el daño. Luego evalúa el alcance del trabajo a realizar, luego le ofrece un presupuesto para reparaciones.

Finalmente, un fuerte olor a humedad puede vincularse a una infiltración de agua de lluvia debido a un canal obstruido. Nuevamente, se puede hacer un trabajo muy simple para destapar y remediar estas preocupaciones.


Instrucciones De Vídeo: El secreto