En Este Artículo:

Vivir en copropiedad significa respetar diferentes reglas de etiqueta para evitar problemas en el vecindario. De hecho, en la copropiedad nos encontramos con personas que no necesariamente comparten los mismos hábitos y la misma forma de vida. Entonces, ¿cómo evitar los problemas del vecindario en la copropiedad?

Mantener buenas relaciones de vecindad.

Para las personas que se han unido recientemente a un condominio, es esencial hacer una buena primera impresión. Es sabio dar el primer paso hacia los vecinos, para presentarse y por qué no invitarlos a tomar un aperitivo o incluso invitarlos a una fiesta de inauguración.
En todos los casos, el objetivo es permitir que otros ocupantes del edificio sepan que están tratando con nuevos vecinos amigos.
Posteriormente, es esencial ser cortés a diario No olvide el "hola" en caso de reunirse en las zonas comunes (la escalera, el ascensor, el rellano o el aparcamiento). Más allá de los saludos, también podemos ayudar a un vecino al ayudarlo a llevar sus compras, por ejemplo. En caso de reuniones con vecinos, no dude en hablar de todo y de nada. Pero ten cuidado con la otra cara y no te conviertas en una "olla de pegamento" por ser demasiado intrusivo.

Prestar atención a los ruidos

Con el fin de Mantener buenas relaciones con los vecinos.Tienes que tener mucho cuidado con los ruidos. El ruido es un ruido que se repite intensamente y dura con el tiempo. Se habla de una noche ruidosa cuando se escuchan ruidos entre las 22 horas y las 7 horas. Para las personas que hacen mucho ruido (o las que tienen niños pequeños), sería conveniente aislar adecuadamente la carcasa (aislamiento acústico). Al mismo tiempo, es esencial tomar algunas medidas de sentido común: no grite en las escaleras, limite el uso de ciertos aparatos, no escuche la música a fondo, no juegue a horas imposibles, no haga ruido. las puertas…

Otras medidas para evitar problemas de barrio en copropiedad.

Es imperativo respetar las reglas del condominio. Cada copropietario o inquilino también se ha comprometido. No tome el mal hábito de abarrotar las áreas comunes con pertenencias personales, incluso al nivel del rellano (bicicleta, silla de paseo, escalera, cartón...). Estas áreas no pertenecen a un copropietario en particular. Antes de deshacerse de cualquier cosa en las áreas comunes, es recomendable buscar la opinión y la autorización, incluso del administrador.
Finalmente, hay otros buenos hábitos que debe tomar: estacionar el auto solo en el espacio provisto para este propósito (no "robar" la ubicación del vecino), observar estrictamente la higiene en las áreas comunes, no bloquear el ascensor demasiado largo... En resumen, es necesario actuar cuidando de no dañar a los vecinos.


Instrucciones De Vídeo: Funciones del Presidente y Vicepresidente del Consejo de Administración